Los tubos fluorescentes y su reciclaje

Cuando hablamos de los tubos fluorescentes lo hacemos de un elemento más delicado de lo que parece. Estamos ante una lampara de vapor de mercurio que se compone de un tubo fino de vidrio con sustancias químicas compuestas, las cuales en contacto con radiación ultravioleta generan luz.

No se debe pasar por alto que contienen vapor de mercurio y gas argón o neón a baja presión (gas inerte), por ello su reciclaje debe seguir un procedimiento concreto.

El reciclaje de los tubos fluorescentes se realiza en una planta especializada para ello. Primeramente, pasan por una cinta transportadora en la que los cabezales se eliminan, aspirando posteriormente el polvo dejado mediante un sistema especial.

El siguiente paso es triturar el vidrio del propio tubo limpiándose para su reciclado y triturándose los cabezales para separar los componentes metálicos. Es reseñable que el polvo se destila y se obtiene mercurio puro en este proceso.

Como usuarios particulares, debemos reciclar estos tubos en un punto limpio de nuestra localidad debido a los componentes que requieren tratamiento especial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR