El reciclaje de tubos fluorescentes

En muchas ocasiones cuando nos disponemos a reciclar cualquier tipo de residuo, nos encontramos con varias preguntas sin contestar. Uno de esos residuos son los tubos fluorescentes, los cuales aunque no los creamos son altamente contaminantes.

Se trata de una lámpara de vapor de mercurio formada por un tubo fino de vidrio que contiene una cantidad de sustancias químicas compuestas que en contacto con radiación ultravioleta generan luz. Contiene además vapor de mercurio y gas argón o neón a baja presión y filamentos de tungsteno a cada extremo que al calentarse contribuyen a ionizar los gases.

Una vez estos elementos llegan a nuestra planta de reciclaje, siguen un riguroso proceso. En su inicio pasan por una cinta transportadora en la que se cortan los cabezales , posteriormente lo hacen por un sistema de aspiración para la recogida de polvo e inmediatamente su vidrio es triturado y limpiado para su reciclado.

También se trituran los cabezales y sus componentes metálicos se separan y, finalmente, el polvo se destila y acaba obteniéndose mercurio puro.

Para poder llegar a este proceso, si se trata de una empresa es fundamental contactar con un gestor de residuos autorizados como nosotros, si hablamos de particular debemos llevarlos a un punto limpio habilitado en nuestra localidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR