¿Por qué reciclar nuestros aparatos electrónicos?

Cada vez vivimos con más aparatos electrónicos y electrodomésticos debido a la obsolescencia programada y al avance de la tecnología que hace que todo sea digitalizado. Esto supone un mayor consumo y deshecho de aparatos día a día. Pero hay que tener claro que estas máquinas no pueden ir a la basura y tienen un trato especial debido a la contaminación que producen. Por ejemplo, el plomo y el fósforo de un televisor desechado inadecuadamente puede contaminar hasta 80.000 litros de agua.

La contaminación que generan estos residuos es muy alta. Por eso, lo primero para entender el problema y saber cómo reciclar, es tener claro qué es exactamente la basura electrónica. Con este concepto hacemos referencia a todo desperdicio que viene de aparatos eléctricos o electrónicos, que además suelen contener sustancias que son muy tóxicas y pueden perjudicar tanto al medio ambiente, como a la salud

Es fundamental el correcto tratamiento y gestión de las piezas de los electrodomésticos y realizar un reciclaje correcto gestionado por los puntos de venta de los distribuidores o llevarlos a un punto limpio, siendo imprescindible que hayan llegado al final de su vida, pues de no ser así aún se lo podría dar otro tipo de uso. Por ejemplo, con 500 ordenadores usados podríamos fabricar 2.000 metros de tubería de cobre.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR