Nuevo biocombustible a partir de residuos orgánicos

Los biocombustibles son una alternativa útil para reducir la dependencia del petróleo y generar un combustible renovable. El bioetanol ofrece numerosas ventajas pues es fácil de almacenar y disminuye la contaminación del medio ambiente.

Este alcohol producido a partir de productos agrícolas como el maíz, sorgo, patatas, trigo, caña de azúcar, etc. es una fuente ecológica que va ganando fans cada año.

Bioetanol de aceite de pepita de uva

El bioetanol procedente del aceite de uva podría alcanzar hasta las 20 kilotoneladas, 2% del biocombustible consumido en nuestro país.

Los residuos procedentes de la industria del vino suponen una materia prima ideal para el biodiesel en países con una relevante producción vinícola. Un país como el nuestro que ha llegado a producir hasta 40 millones de hectolitros puede apostar por esta alternativa con interesantes probabilidades de éxito.

Un equipo científico formado por miembros del grupo de investigación de Estudios Ambientales de la UPM y del Grupo de Combustibles Motores de la UCLM ha desarrollado un método para obtener bioetanol a partir de pepitas de uva.

Las propiedades de este bioetanol de uva son muy satisfactorias pues cumplen con la normativa europea y estadounidense de densidad, poder calorífico, número de cetano, viscosidad, lubricidad y estabilidad a la oxidación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR