Limpieza y orden de almacenes

Tener un almacén limpio y ordenado es imprescindible para evitar el riesgo de sufrir accidentes y para un mejor funcionamiento interno entre los trabajadores. Es por ello que sería esencial que se guarde ese orden. Conviene hacer una clasificación de lo que es necesario y no y lo que más se utiliza, dar un espacio de trabajo para cada sección y dejarlas bien señalizadas para identificarlas y no desordenar al buscarlas y, por último, limpiar.

El nivel de limpieza que requiere un almacén dependerá del tipo de mercancía que se recoja en él, siendo más profunda en el caso de productos peligrosos o del sector alimentario y farmacéutico. Los aspectos que hay que tener en cuenta son:

– La limpieza de suelos, la cual se realiza con la ayuda de máquinas fregadoras con rodillos para el barrido y fregado dirigidas por un conductor. En rincones más estrechos, se utilizarán aparatos profesionales que garanticen el correcto acabado.

Limpieza de otros elementos como techos, paredes, estanterías, canalizaciones, luces y maquinaria.

Gestión de residuos y embalajes en el almacén para que se cumpla la política de logística ambiental de la empresa. Por supuesto, hay que reciclar y controlar el volumen de basura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR