La contaminación de los aerosoles

Es muy común el uso de aerosoles, por lo que debemos estar completamente concienciados con la contaminación de éstos y su reciclaje, pues es uno de los productos que más gases emite a la atmósfera. Se utiliza en insecticidas, perfumes, desodorantes, pintura, entre otros.

Los aerosoles contaminan porque contienen COV, unos compuestos orgánicos volátiles que cuando entran en contacto con la luz del sol producen el conocido gas de ozono en la capa más baja de la atmósfera terrestre. Esto produce la conocida formación smog, niebla mezclada con humo, sustancias contaminantes y partículas en suspensión. Esta smog provoca un cambio radical del clima, aumentando la temperatura de la tierra pero enfriando la parte baja de la atmósfera.

 

Este es el motivo por el que es importante reciclar todo tipo de aerosoles, tal y como recomienda la Unión Europea. En el caso de los sprays domésticos (de espuma de afeitar, nata, desodorantes, etc) pueden ser depositados en el contenedor amarillo. Pero si no se han consumido del todo deben considerarse las instrucciones de uso del envase y llevarse a los puntos limpios. Esto es conveniente porque los envases de aerosoles son contenedores de líquidos presurizados, los cuales no se descargan totalmente durante el uso habitual, por lo que necesitan un manejo adecuado para la destrucción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR