El sistema de reciclaje en Italia

El sistema de reciclaje varía de un país a otro. Por ejemplo, el código de colores de los cubos de la basura. También cambia la cuantía y naturaleza de las multas por separar mal los desechos, los horarios y días de recogida o los diferentes tipos de bolsas para los residuos y los etiquetados específicos.

En la capital italiana, Roma, las multas ascienden a más de 500 euros si no separas tus residuos y tienes un contenedor de reciclaje a menos de 500 metros de tu casa. El código de colores italiano es totalmente diferente al español: cubos azules para el plástico, verdes para los desechos del hogar y blancos para el papel.

En otros lugares del mundo, como en Singapur, se paga caro arrojar los desperdicios a la calle: hasta 1.350 euros nos costaría ensuciar las vías públicas. Incluso, en algunas ocasiones, tendrías que llevar un cartel que te califique de “guarro”. En los países nórdicos la basura se ha convertido en un bien: gracias a la basura generan electricidad y calor. En Bélgica cobra especial importancia el calendario de recogida, y si no lo tenemos en cuenta nuestra basura se puede pudrir durante días en la vía pública. El orden y la pulcritud reinan en Japón: todos los desechos deben de estar perfectamente identificados, limpios y doblados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR