¿A dónde llevo mis aparatos electrónicos rotos?

Los RAEE son aquellos residuos procedentes de los aparatos electrónicos y eléctricos derivados tanto de uso doméstico como empresarial. El tratamiento inadecuado de los RAEE puede ocasionar graves impactos ambientales y poner en riesgo la salud humana. Es por eso que hacemos mucho hincapié en el correcto reciclaje de esta chatarra tecnológica. La principal duda es dónde hay que llevarlos cuando ya no los necesitamos o se han roto.

Hay tres tipos de lugares que se ocupan de la recogida y almacenamiento de los RAEE: los puntos limpios que fija cada municipio y, por tanto, tendrás que ponerte en contacto con tu Ayuntamiento para que te indique dónde está; los almacenes de las empresas de distribución y los Centros de Agrupación, que se encargan de recepcionar los RAEE de los puntos limpios, y de los distribuidores, hasta su transporte definitivo a las empresas de reciclaje.

Para que lo entiendas con un ejemplo. Si tienes que deshacerte de una lavadora, o cualquier otro RAEE similar, puedes llevarlo a un Punto limpio o, si has comprado uno electrodoméstico nuevo, el comercio donde lo hayas adquirido tiene la obligación de recogerlo sin coste alguno, siempre que hayas comprado un aparato de similares características.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR